La soledad del excéntrico

¡Excentric@s al poder!

Posted in Internet y humanidad, Sobre el blog, Vida y obras by biocomplex on enero 8, 2009

Visto en Diletante

En el número 3 (1997) de la revista Esklepsis inicié una sección llamada Excéntricos, con esta cita de John Stuart Mill:

“Precisamente porque la tiranía de la opinión es tal que hace de la excentricidad un reproche, es deseable, a fin de quebrar esa tiranía, que haya gente excéntrica. La excentricidad ha abundado siempre donde ha abundado la fuerza de carácter; y la suma de excentricidad en una sociedad ha sido generalmente proporcional a la suma de genio, vigor mental y valentía moral que ella contiene. El mayor peligro de nuestro tiempo se muestra bien en el escaso número de personas que se deciden a ser excéntricas.”
John Stuart Mill (Sobre la libertad)

¡¡¡¡A mi señal, Excentric@s al poder!!!!!

¡¡¡¡Adelante mis valientes!!!!

¡¡¡¡Aaaarrrr!!!!

¡¡¡Son muchos  vulgares y chabacanos!!! ¡A por ell@s!

P.D.: ¿Os gustan las entradas que son un copia y pega y además son cortas? ¿O me voy a flagerlarme a mis aposentos por publicar esto? ¿Alguien habilidos@ con el látigo? 😛

Anuncios

Yo amo lo post-apocalíptico

Posted in Post-apocalíptico, Vestuario, Vida y obras by biocomplex on diciembre 27, 2007

Introducción de la película Mad Max II

“Mi vida se apaga, mi vista se oscurece, sólo me quedan recuerdos, recuerdos que evocan el pasado, una época de caos, de sueños frustrados. ¡¡Este páramo!!

Sobre todo recuerdo al guerrero de la carretera, al hombre que llamaban Max. Para comprender quien era, hay que retroceder a otros tiempos, cuando el mundo funcionaba a base del combustible negro y en los desiertos surgían grandes ciudades de tubería y acero.

Mad max II

Ciudades desaparecidas, barridas por razones olvidadas hace largo tiempo.Dos poderosas tribus guerreras se declararon la guerra, provocando un incendio, que devoró a las ciudades que sin combustible ya no eran nada. Construyeron una casa de paja, las máquinas rugientes jadearon y se detuvieron.

Los líderes hablaron y hablaron y hablaron…, pero nada pudo detener la avalancha, el mundo se tambaleó, las ciudades estallaron en un vendaval de pillaje, en una tormenta de miedo.

Los hombres se comieron a los hombres, los caminos eran pesadillas interminables.

Sólo sobrevivieron los que se adaptaron a vivir de los desechos o eran tan brutales como para dedicarse al pillaje. Bandas del malhechores se adueñaron de las carreteras, listas para entablar combate por un tanque de gasolina.

 

Y en medio de este caos de ruina, los hombres normales sucumbían aplastados, hombres como Max, el guerrero Max. Que con el tremendo rugido de una máquina lo perdió todo y se convirtió en un hombre vacío, un hombre quemado y sin ilusión. Un hombre que obsesionado por los fantasmas del pasado se lanzó al páramo sin rumbo y fue aquí en este lugar desolado donde aprendió a vivir de nuevo.”

 

Comienzo del videojuego Fallout 1.

“War. War never changes.

The Romans waged war to gather slaves and wealth. Spain built an empire from its lust for gold and territory. Hitler shaped a battered Germany into an economic superpower.

But war never changes.

In the 21st century, war was still waged over the resources that could be acquired. Only this time, the spoils of war were also its weapons: Petroleum and Uranium. For these resources, China would invade Alaska, the US would annex Canada, and the European Commonwealth would dissolve into quarreling, bickering nation-states, bent on controlling the last remaining resources on Earth.

In 2077, the storm of world war had come again. In two brief hours, most of the planet was reduced to cinders. And from the ashes of nuclear devastation, a new civilization would struggle to arise.

A few were able to reach the relative safety of the large underground Vaults. Your family was part of that group that entered Vault Thirteen. Imprisoned safely behind the large Vault door, under a mountain of stone, a generation has lived without knowledge of the outside world.

Life in the Vault is about to change.”

Fallout 3

Una traducción que estará plagada de errores. Si los veis informarme de ello.

“La guerra, la guerra nunca cambia.

Los romanos recurrieron a la guerra por su necesidad de esclavos y recursos asi como aumentar su grandeza, España la utilizo para saciar su codicia de oro y territorio; Hittler tomo a una debilitada y casi destruida Alemania, la armo militarmente y la convirtió en una potencia económica.

Pero la guerra nunca cambia.

En el siglo 21 la guerra aun iba tras los recursos que podían ser adquiridos, solo que esta vez los botines de la guerra serán también sus armas: Petroleo y Uranio. Por estos recursos China invadirá Alaska, los Estados Unidos se anexara a Canadá, y la Unión Europea se disolverá en pequeñas naciones independientes controlando así los últimos recursos en el planeta.

En el 2077 tormentas de guerra mundial vinieron de nuevo ocasionando la tercera guerra mundial entre naciones, en un intento desesperado por terminarla se lanzaron todas las ojivas nucleares que las grandes potencias poseían, y en tan solo 2 horas la mayor parte del planeta fue reducida a cenizas. Y desde los restos de devastación nuclear una nueva civilización pudo emerger.

Tan solo unos pocos pudieron alcanzar la relativa seguridad en los refugios bajo tierra llamadas bóvedas, Tu familia formaba parte del grupo que entro a la “bóveda 13”, inseguros fuera de las puertas de la bóveda una generación entera a vivido sin ningún conocimiento del mundo exterior.

La vida en la bóveda esta apunto de cambiar”.

 

Hola. Esas descripciones de hastío y mundos sin mañana las necesito para mantenerme vivo. Recordar que soy un privilegiado en este mundo me lleva a seguir acciones poco reconocidas por esta sociedad. Reciclo, o por lo menos quiero darle una segunda oportunidad a los materiales antes de tirarlos. A veces se roza la acumulación incontrolada de los que sufren el Síndrome de Diógenes. Cuando paseo por una rambla, espero encontrar entre los escombros tirados por descerebrados alguna revista de hace diez años, cintas betas… Vivo mis fantasías en la realidad.

Me quedan pocas cosas para autorrealizarme. Entre ellas está el poder elegir una vestimenta acorde con mis ideales. Para ello he explorado los viejos arcones de mis abuelas en busca de tesoros. Cazadoras vaqueras de los ’80, pantalones de pana de los ’60… E incluso un viejo abrigo de mi abuelo que se lo dieron en la casa de campo que trabajo en Francia allá en los sesenta. Dicha cazadora era ya de por sí vieja, o sea que calculo que sería de la década de los cuarenta. ¡De la segunda guerra mundial! Me la bajé a mi casa y la guardé a expensas de ponérmela en el momento idóneo. No pasó la aprobación de mi madre, lo cierto es que la piel de borrego del interior estaba bastante desgastada y tenía algunas manchas, además de faltarle algún botón. No me importaba… Pero en una limpieza rutinaria del sótano fue llevada al vertedero municipal. Me dí cuenta luego y me cabreé con mis padres. La cazadora seguirá su vida. Ya que cuando tirábamos toda esa chatarra un grupo de magrebíes esperaban la descarga. El enfado fue mayor cuando me enteré que el microondas también fue tirado. Hay páginas de internet que aportan ideas para darle una segunda utilidad a los aparatos electrónicos. Por ello hace unos meses recogí de un contenedor una vieja torre de ordenador en espera de tener tiempo libre y sacarle lo que necesite. También acumulo en el sótano una televisión… Cualquier excusa para que en un futuro a largo plazo practique electrónica ó arqueo-electrónica.

Me gustaría llevar una cazadora al estilo cowboy de la película The Postman, o con flecos al estilo nativo americano. También algún traje gris al estilo sobrio de los Coreanos del Norte. Me compraría un sombrero del estilo australiano… Mis compañeras opinan que el sombrero me envejecería, pero ya hace tiempo que no sé que edad tengo, mi cuerpo me dice una, mis experiencias me dicen otras y mi mentalidad otra. Otra cosa que me haría ilusión sería un bolso marrón de estilo al zurrón de un pastor, pero lo suficiente grande para llevar los apuntes. Si podéis aconsejarme os lo agradecería, tanto en precios o lugares de adquisición de ropa o también como se llama ciertas prendas de vestir. También si alguien tienen algo de ropa y le interesa venderla a un módico precio que me lo menciones.

Un saludo.