La soledad del excéntrico

¿Soy un aspie? IV Los Neurotípicos -los normales- deberían ser tratados como enfermos.

Posted in Arte + Ciencia, Ciencia artística, Internet y humanidad, Vida y obras by biocomplex on octubre 7, 2010

Bueno días. Aquí y ahora a golpe de improvisación y con material que veo en este momento en las “redes sociales” comentaré brevemente a modo de meme-blog.

 

Fuente: http://xkcd.com/802/ -Clickear para ampliar-

 

  • http://isnt.autistics.org/ Desternillante página riéndose analizandose la patología que sufren los normales.
  • Aspie-quiz El propósito de este cuestionario es aportar una indicación confiable de las características del espectro autista en adultos. (No lo he probado).

Viendo la anterior imagen. Me pregunto, Quien iba a imaginar hace diez años que internet estaría lleno de personas preocupadas por su relación social a través de una máquina. ¿? JA JA JA ¿Quién es el nerd, la rara, el excéntrico en este aspecto? JA JA JA.

¡VOSOTROS LOS NORMALES!

Vosotros neurotípicos

necesitáis curar

vuestro síndrome.

 

Vosotros normales

debéis dejar de hablar

a través de tecnologías

que desconocéis.

 

Vosotros los dueños del mundo

debéis administrar medicinas para vuestra

hipocresía por hablar a

través de una máquina ahumana.

Aspie supremacy Fuente:Caralibro

 

Juro por vuestros dioses y

vuestros complejos psicológicos,

que lucharé contra vuestra discriminación

hacia los distintos.

 

Prometo que actuaré de manera asocial y

“anónima” siempre que pueda.

(Yo ya he comenzado, ¿y tú?)

 

La sociedad, esa masa homogénea, anacrónica, inmóvil y reticente al cambio,

puede sufrir un desliz si osa maltratar

y humillar a los diferentes.

Los que provocan el cambio, los que ven nuevos horizontes,

las locas soñadoras, los locos soñadores.

Los sinceros y las esquivas.

 

 

 

Lo juro, lo prometo, lo anhelo con delirios de grandeza que

luchare con mi sangre, mi sudor y demás fluidos.

 

Derrumbaré muros adoctrinantes,

gritaré por una NEURODIVERSIDAD plena.

 

Aquí y ahora los y las diferentes,

tenemos un medio para unir nuestros aislados cerebros (INTERNET),

de juntar lucha del día a día,

somos legión y aún no lo saben.

 

Camisetas, pancartas o frases hechas utilizad.

Si os dicen raro, respondedles que ellos son neurotípicos.

Si lo dicen en tono insultante, nosotros también lo decimos.

Si lo dicen para categorizar, nosotr@s también.

 

Salid a las calles y en silencio gritad:

 

¡NEUROTÍPICOS RESPETAD LA NEURODIVERSIDAD!

 

Fuente: Aspies For Freedom Forums

 

 

Anteriormente en “La soledad del excéntrico”:

Anuncios

¿Soy un aspie? III -El amor con neurotípicos es casi imposible-

Posted in Arte + Ciencia, Ciencia artística, General, Internet y humanidad, Vida y obras by biocomplex on julio 28, 2010

Para contextualizar esta entrada deberían leer el comienzo aquí :

Buenos días. Cuando se piensa que no conocerá el amor. Se puede errar o no. Pero se puede tener la oportunidad de conocerlo puro y acorpóreo (sin cuerpo). Cuando se pierde, siempre queda el sosiego que el amor aún sin cuerpo se conoció. Te da la perspectiva que es factible conocerlo una segunda, una tercera, una enésima vez… Que ese amor se pueda mantener, conservar en el tiempo, dudo que se pueda conseguir… Sobretodo con neurotípicos. Si anteriormente afirmaba que los aspies puros (o similares híbridos como yo) debería juntarse con personas normales (neurotípicos) para mantener una relación duradera, ahora con algo de experiencia afirmo todo lo contrario. Mantener una relación con normales es muy difícil, sobretodo para ellos. Pasemos con los detalles.

El blog del Cinismo Ilustrado es muy recomendable. Pinched http://cinismoilustrado.blogspot.com/

La película Adam (2009) es muy fiel retrato de lo que anteriormente comentaba, el amor con un aspie y una normal. Cuando la vi… Bueno no debo desvelar tanto la película como la situación personal en la que la vi. Pero os juro que se cumplió casi paso por paso. Cuando la vi lloraba porque podría cumplirse… y se cumplió meses después. Vedla en algún portal en la red (si no sabéis dadme un silbido).

Nos hicieron creer que el “gran amor”, sólo sucede una vez, generalmente antes de los 30 años. No nos contaron que el amor no es accionado, ni llega en un momento determinado. Cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida sólo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestra vida merece cargar en las espaldas, la responsabilidad de completar lo que nos falta.

Las personas crecen a través de la gente. Si estamos en buena compañía, es más agradable.
…Nos hicieron creer en una fórmula llamada “dos en uno”: dos personas pensando igual, actuando igual, que era eso lo que funcionaba. No nos contaron que eso tiene nombre: anulación. Que sólo siendo individuos con personalidad propia, podremos tener una relación saludable.
Nos hicieron creer que el casamiento es obligatorio y que los deseos fuera de término, deben ser reprimidos. Nos hicieron creer que los lindos y flacos son más amados.
Nos hicieron creer que sólo hay una fórmula para ser feliz, la misma para todos, y los que escapan de ella están condenados a la marginalidad. No nos contaron que estas fórmulas son equivocadas, frustran a las personas, son alienantes, y que podemos intentar otras alternativas. Ah, tampoco nos dijeron que nadie nos iba a decir todo esto.
Cada uno lo va a tener que descubrir solito. Y entonces, cuando estés “enamorado de ti mismo” vas a poder ser feliz y te enamorarás de alguien.
Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor …aunque la violencia, se practica a plena luz del día.

John Lennon ((°L°))

Lo que los neurotípicos no soportarán es la debilidad crónica en cuanto a tus elecciones. Crónica en el sentido no de un año, sino con un sólo mes que muestres flaqueza en ti mismo serás enjuiciado como débil, niño o infantil. Lo más seguro sea es que no entiendan (o no le importen entender) que vives sin referencias continuas. Que cuando tienes que interactuar con otras personas vas a ciegas SIEMPRE, aunque intentes memorizar que decir, que hacer… Siempre dudas de la certeza de tus acciones y con que margen de error te mueves. ¿Cómo solucionarlo? Podrías ir siempre que puedas sin pensar en tus consecuencias, a lo kamikaze. Te puedes meter en problemas, aunque estés seguro de ti mismo. Y tu margen de fracaso podría ser muy alto, si no pides constantemente opinión a las personas que te rodean. Pero las personas se cansan de que les pidas su opinión, y llegan alejarse de ti sin que te des cuenta. Otra manera de emparejarse, es con una neurotípica con mucha paciencia…, alguien que trate con niños pequeños (esto es una ironía que sea alguien con trato con niños cuando niños no somos cuando somos adultos). Por ejemplo una maestra de primeros cursos. El cariño está asegurado, que te entienda depende de su inteligencia, cosa que no puedo asegurar (Aquí los neurotípicos utilizarían un emoticon de complicidad, ;), 🙂 ).

Si llegas a pensar que el amor es imposible… Tal vez se te pasó por la cabeza el Poliamor. Si tus ideas no son tan tan conservadoras, claro está. Pertenecer a un grupo reducido donde el cariño y los abrazos, te permitirían compatibilizar lo con tu independencia, ya que aunque tú no estés el resto de personas tendrán amor de alguien. Todo ello hablándolo antes con los integrantes del grupo, y que entiendan que no podrás entender ofrecer tan plena compañía a todas horas.

Pinchen en la imagen para que entender cada número de la imagen.

El blog del Cinismo Ilustrado es muy recomendable. Pinched http://cinismoilustrado.blogspot.com/

Con todo esto NO os OBSESIONÉIS con la búsqueda de pareja, tampoco os encerréis en vosotros solos. Utilizar las actividades que os gustan en común con gente diferente (hombres y mujeres). Si veis que tampoco surgen resultados, paralelamente utilizar la ciber-sociabilidad (las redes sociales actuales y futuras de internet).  Suerte, paciencia y si no llega… al menos lo intentaste. Un abrazo.

¿Soy un aspie? II

Posted in Ciencia artística, Internet y humanidad, Vida y obras by biocomplex on marzo 19, 2010

Para contextualizar esta entrada deberían leer el comienzo aquí : ¿Soy un aspie? I

Advertencia: esta sección contiene pocos detalles de la trama y el argumento de Adam (2009).

Siempre me lo dicen que no lo soy, y me da igual ser o no serlo. La gente, ese ente que utilizo en 3ª persona para escenificar mi desacuerdo con vuestro comportamiento emergente, clasifica a la gente (gente^2 :-P) en los tópicos del extremo. Es decir, un aspie será lo que cumpla estrictamente los síntomas. Y gente como yo seremos normales (ja ja) o algo extravagante. Uy yo una persona normal esto es memorable, ja ju jo, ojujaj. Solamente los que conviven conmigo tienen ese suplicio revelado, que soy un anormal. ¿Entonces en la neuro-diversidad no existen los matices? No existen personas normales un poco psicopátas, no existen personas bondadosas algo maniáticas.

Todas las semanas tengo malentendidos al no darle al interlocutor lo que quiere. Es decir no interpretar correctamente el mensaje. Pasemos con ejemplos autobiográficos.

El ente llamado A me dirige mi trabajo. Yo no saber cuando decirle a A mis resultados. A un día se enfada y me da un toque de atención diciendo que debo yo ir detrás de él (por la jerarquía será). A pensará que voy a mi “puta bola”. Cuando en general no sabía cuándo y con qué frecuencia mencionarle mis resultados. Lo triste es que los neurotípicos no atenderán en su compendio de explicaciones a mi comportamiento que sea lo que pienso; sino al igual que hago yo hago a veces, pensará que mi comportamiento se adscribe a la explicación mayoritaria para tales situaciones. Eso es que voy a mi puta bola y soy un egoísta.

Sin ir más lejos, con mi padre hasta hace bien poco años. Cuando él estaba realizando actividades de bricolaje me pedía diversos instrumentales o materiales. Un inciso mis familiares saben perfectamente que no soy una persona nada mañosa. Yo le repetía que pieza quería o que acción debo realizar. Esto le exasperaba bastante. “¡Es que no lo ves, hostias!” decía él. “¡No lo sé, cojones!” respondía yo. Una relación muy cariñosa, con gritos pero cariñosa :-P. Con el tiempo esta situación se mitiga siempre que yo esté concentrado sabiendo, empatizando diréis con lo que el interlocutor necesita.

Pero como me dijo el único psicólogo con toques filosóficos que he tenido en mi singladura, no debo revelar o afirmar que se me deba tratar de un modo distinto o que tengo estos pequeños detalles a la hora de analizar el flujo de información entre semejantes. NO. No debo engatusar a las personas con la sensibilización, la pena o el dar lástima. No. Me aguanto, es lo que hay. Y la tiranía de los neurotípicos o se acepta o… O el único camino de cambio y dejar atrás a la sociedad es la libertad y el fin que da el suicidarse, cómo y cuándo uno quiera. Es el la única manera de descansar de vosotros, eso o aterrizar en paracaídas en un lugar inhóspito y morir de una simple diarrea sin tratar antes de los 40 años.

Sí lo soy, soy una persona con algo de obsesivo-compulsivo. Aunque he deciros que para todo lo relacionado con el cerebro, neurología siempre lo he alejado de mis lecturas. Ha sido y es mi caja negra, la cual no quiero saber como funciona. No quiero sufrir de hipocondría al leer que hay cierto alelo en un gen de una proteína que interviene en el transporte de serotonina en las neuronas y que está correlacionado con comportamientos obsesivos-compulsivos, maniácos-depresivos que finalizan en algunos casos en el sucidio. Admiro como hay otras configuraciones cerebrales que saben perfectamente cuando parar los pensamientos negativos, admiro otras maneras de pensar en los problemas…

Y ya finalizando vean la película Adam (2009) un amor imposible entre un aspie y una normal. No sé si esta película se ha proyectado para grandes audiencias, pero cuando la televisión la amplifique desencadenará en el reconocimiento de otras realidades para los normales. Igual que lo que se produjo en España a finales de la década de los noventa y comienzos del nuevo milenio con la aparición en innumerables programas de gays, lesbianas y bichos de otros colores :P. Que desencadenó en leyes de igualdad de derechos, más le pensen algunos grupos sociales.

Y no soy aspie…

Continúa en “La soledad del excéntrico”:


¿Soy un aspie? I

Posted in Vida y obras by biocomplex on septiembre 14, 2008

La magia de internet pone en contacto personas con las mismas inquietudes o maneras de ser, pero ojo las personas serán cientos porque solamente en mi caso me circunscribo a mi idioma materno. O como dice un refrán: “Mal de muchos, consuelo de tontos”.

Por lo demás decir que hace dos años navegando por internet y aburrido tecleando soledad, excéntrico y raro acabé leyendo testimonios de gente con el síndrome de Asperger. El caso me llevó obsesionarme tanto que acabé con especialistas, yo de antemano le decía que en una escala del 1 al 10, siendo 10 lo máximo yo me considero entre un 2 y un 3. Es decir, me considero un tuerto en las relaciones personales. Y he llegado a conocer algún aspie (son fantásticos) pero son ciegos y no reconocen cuando molestan o son impertinentes cosa que a mi me ha pasado y me han tenido que llamar la atención alguna vez que hago ciertas tonterías.

El caso es todo el mundo dicen que no lo soy, que lo que quiero es encajar en un grupo. No, lo que quiero es entenderme como funciona mi cabeza. Quizás no lo sea pero me gusta entrar en esa galaxia Aspergeniana porque me encuentro como en casa. Ya que muchas cosas de mi vida de niño y adolescente encajan si son incluidas en el paradigma de asperger. Pero bueno quizás gracias a mis padres y familiares me enseñaron a observar cuando la gente pretende aprovecharse de mi y por eso he aprendido muchas pautas etológicas humanas pero aún así tengo deficiencias. Sobre todo a la hora de coger confianza en los desconocidos.

Asperger – Wikipedia El caso es que últimamente asperger está de moda muy a mi pesar. Se han escrito libros de literatura con personajes de este estilo, hay cantantes de algunos grupos que presumen de serlo. Seguramente esto se ha visto influido por la interconectividad de internet y que algo que pasaba inadvertido en la sociedad aflore. Aún así en muchas facultades de psicología o magisterio no profundiza en su estudio, sobretodo a la hora de localizar a esos y esas chavales y darle la atención adecuada. Yo a los pocos conocidos estudiantes que serán futuros profesores le he comentado algo. Cierto conocido me comento que en sus prácticas conoció a cierto chaval de siete años con el que podía hablar de todo y apasionado de la Segunda Guerra Mundial. También tengo el número de cierta amiga de un conocido que trabaja con autistas pero no la he visitado al trabajo. Y es que al principio tienes ganas de ayudar a tus semejantes, de expandir su testimonio hacia los normales. Esta muchacha se enfadaba cuando le decía que ellos son anormales. Claro para ella será una palabra peyorativa, pero para mi sí es peyorativo subnormal. Anormal, no lo es.

El caso es que con el tiempo se ha vuelto a enfriar el ayudar a los demás. Y es que el mantenimiento de eso que lo humanos llamáis amistad no una labor factible para mi ser. ¿Por qué? No entiendo porque tengo que celebrar los cumplimientos de objetivos, no entiendo porque tengo que acercarme a los demás cuando están en horas bajas cuando apenas los conozco, no entiendo porqué celebrar un cumpleaños. Es decir, digo que no lo entiendo, pero sí lo entiendo si memorizo o añado a mi cabeza una serie de código o instrucciones que me ido forjando. Mal o bien hechas, esos modelos mentales son puesto aprueba en la realidad y es ahí dónde la patada a las vísceras, el desconcierto, el enfado porque lo que los demás te dicen, es lo que es factible, ético, educado de lo que no es.

Antes que se me olvide aquí os dejo un código mental que me ayudó en su momento y lo sigue haciendo.

La vida no es larga, y no es bueno que una parte excesiva de ella transcurra en ociosas deliberaciones sobre cómo debemos pasarla; la deliberación, que algunos emprenden por prudencia, y continúan con sutileza, debe, después de un largo dispendio de pensamientos, concluir en el azar. Preferir un futuro modo de vida a otro por atinadas razones requiere de facultades que nuestro Creador no tuvo a bien dispensarnos.

Fragmento de una carta de Samuel Johnson a su biógrafo  James Boswell. 21-8-1766

Fíjate si profundicé en el tema que llegué a encontrar páginas en ingles en el que actuaban de intermediario para emparejar aspies. Una putada porque las tías son más fáciles de emparejar y porque afecta más a hombres. El caso es que yo abogo porque se integren y se junten con normales o como los llaman ellos, “neurotípicos”. ¿Por qué? Mira a tu alrededor. Hasta hace muy poco se han ido adoptando los mismo derechos (y deberes) para todas las personas de las distintas tonalidades de color de piel, hasta ahora mismo la equiparación de hombres y mujeres se va consiguiendo poco a poco. Aún así queda decenas de problemas sociales que se ven a simple vista, discapacitados, mutantes,… ¿Cuantas centurias quedan para que la neuro-diversidad sea reconocida y no quede al merced de los tópicos y las burlas? ¿Cuanto tiempo se tardará en apreciar lo que no se puede palpar?

Y es que en este mundo he nacido sin brazos para tocar eso que llamáis sociabilidad. Mis manos artificiales son toscas y por ello sujeta a continuo debate para que la interacción con los demás sea más fluida. Al que lea esto no le quiero imbuir pesimismo ya que es uno de mis múltiples defectos. Pero lo que respecta a mí, repito para ti sea distinto, en mis modelajes mentales añadiendo todos mis parámetros de conducta, preferencias, escaso gasto de dinero, pocas salidas a zonas de divertimento me hacen desencadenar en que seguiría como estoy… Es decir, ser yo mismo esa es mi condena… ¿Por qué? Porque los intercambios económicos, de favores, de deseos de los seres humanos ocurren en un lugar concurrido, en un bar de barrio o en un pub-disco de madrugada. Y a todas esas oportunidades que se abren, para mi se cierran…jamás tendré aceso a ellas. ¿Por qué? Porque en seguida me canso de aparentar lo que no soy. ¿Cuanto tiempo puedo llevar el disfraz de lobo sobre lo cordero que soy? Un par de horas como mucho.

En fin, si hay que sobrevivir en vuestro mundo dónde vuestras reglas no visibles son las prioritarias las acataré. Si me tengo que caracterizar de lo que no soy, lo haré. Pero no aceptaré que vuestra única opinión es la acertada sobre mi ser.

Una cosa tenéis que comprender hermanos, hermanas y gente afines: La sociedad está hecha por masa de gente que no es curiosa y no se calienta la cabeza. Controlándolos, contralarás el mundo. O por lo menos no te manejarán a su primor antojo. No te hagas un déspota, utiliza la diplomacia. No impongas tu postura, haz sutilmente que se imponga por sí sola. 😉

Continúa la segunda parte –> ¿Soy un aspie? II


Deslizaté por acá:

Federación Asperger España

Las Batallas del Pensador Autista – Libro – Testimonio

Haciendo frente: Una guía de supervivencia para personas con síndrome de Asperger. – Libro – Testimonio

Oseano: Asperger wannabe

012 – La testigo sospechosa

Oseano: Síndrome de Asperger

Rafer Alston (Skip To My Lou) y el Síndrome de Asperger

Tagged with: , ,