La soledad del excéntrico

Querido diario…, soy un drogadicto.

Posted in Biología, Ciencia, Vida y obras by biocomplex on abril 9, 2010

Querido diario cibernético:

Te tengo que contar mi historia. Hace cuatro años en un episodio de rumiaciones obsesivas en voz alta en exámenes finales (cuantos cincos saqué que podía haber sido ochos)  acabé de nuevo por los pasillos de psicólogos y psiquiatras. Y allí me entregaron la paz, la droga que  amansa mi mente.

Dicha droga me la tomaba en pastillas de 14mg (miligramos). Decirte que antes de tomarmela mi opinión sobre cualquier sustancia era de puro rechazo (alcohol, tabaco, tomar un simple antigripal, café…) y sin hablar de las ilegales. ¿Por qué? Pues sencillamente porque aceptaba lo que era, porque no quería evadirme… Además de rodearme de compañeros que fielmente pensaban y actuaban como yo. Pero todo eso acarreaba que tuviera que lidiar con mis depresiones de fin de semana, mi fobia social y demás regalitos del dios imaginario que todos llevamos dentro.

Con una sola pastilla diaria al cabo de dos semanas notaba varios cambios. Las rumiaciones (pensamientos obsesivos) habían descendido mucho, preguntaba dudas en clase sin repensar la acción de hacerla, mi tan preciada imaginación apenas funcionaba, el libido solo aumentaba entre 7-10 días desde la última “descarga”. Y también la eyaculación tardaba mucho tiempo en alcanzar la salida de su lechoso caudal…

Es entonces cuando tuve que reformular mis opiniones sobre las drogas… Y las clasifique en las que te permitían estar en la realidad y las que te evadían. Por eso empecé aceptar el uso de cafeína y mis amadas pastillas. Pero por eso sigo negando el uso de las drogas de evasión porque lo que yo realmente necesito drogas que me concentren en la realidad. Y aunque me tropecé con argumentos hedonistas de usuarios de drogas blandas, además de la utilización por parte de artistas para explorar lo bello. Sigo pensando que la más fuerte de mis características es la imaginación y por ello ver gente que utiliza dichas drogas para alcanzarla me resulta algo repugnante, pero más repugnante por la búsqueda del placer.

Representación espacial de una encefalina. Fuente: Wikimedia Commons

Cuando acabé la carrera tenía decidido dejarme mis pastillitas, pues sigo odiando depender de sustancias exógenas que modulen mis comunicaciones interneuronales. Por eso empecé en ese tiempo a realizar ejercicio suave, ya que las endorfinas, encefalinas son antidepresivos que segrega nuestro cuerpo. Entonces mi médico me dijo que despueé de estos dos años podía dejarlas poco a poco de la siguiente manera:

  • 1 mes a la mitad de dosis
  • 1 mes a cinco mg.
  • 1 mes a dias alternos.

¿Qué pasó? Pues o el médico hacia pruebas experimentales conmigo o no sabía como proceder. Pues el mes de mitad de dosis si lo pasé pero luego el segundo paso no podía. Estaba muy nervioso y la sintamotología volvía a florecer. Pero ya no volví al médico (el me dio de baja cuando me dijo como proceder para desintoxicarme :-P).

Entonces me he pasado estos casi dos años a base de mitad de dosis. Y hace una semana decidí tomarme media dosis en dias alternos. ¡¡Grave error experimental!! Pues ahora sufro las consecuencias. Rumiaciones recurrentes, palpitaciones, ansiedad, poca capacidad de concentración (navego por internet a la deriva sin rumbo y no concentro tiempo para mis tareas)… Eso sí ya aprendí en su momento a no ser pesimista, y eso me salva de caer en la locura. Y aunque haga ejercio no me alivia el sindrome de abstinencia.

Mis prisas por dejar de tomar esta basura ha concluido con un mono (cold turkey) enorme. Por eso debo ir poco a poco y si tengo que estar otros dos años con la dosis de 5 mg lo haré. Aunque deseo enseguida pasar a los días alternos, pero creo que deberé seguir bajando de dosis muy poco a poco hasta que las neuronas se “aclimaten”. Se supone que al bajar la dosis las neuronas van asimilando el nuevo estado y no desencadenan los síntomas. Pero esto no lo leído oficialmente. Esta es una de la “magia” del cerebro que no entiendo, el pensar optimista te ayuda a segregar otros compuestos. Aun así puede ser que el regalo más feliz sea una balanza de precisión para pesar mi tan deshonesta droga del confort.

¡¡¿¿Hasta cuando dioses neurológicos debo aguantar este ansia vital??!!

El pensador de Carlo Botelho. Fuente: Wikimedia Commons

¿Hasta el fin de mis días por mi bioquímica cerebral?

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Bitacoras.com said, on abril 9, 2010 at 4:02 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Querido diario cibernético: Te tengo que contar mi historia. Hace cuatro años en un episodio de rumiaciones obsesivas en voz alta en exámenes finales (cuantos cincos saqué que podía haber sido ochos)  acabé de nuevo po……

  2. haideé said, on abril 9, 2010 at 4:43 pm

    Intenta ponerte en contacto con una persona que trabaje con flores de Bach. Y, una sugerencia: cada pastilla que tomes vete limándole todos los días un poquito, así irás disminuyendo la dosis tan suavemente que el organismo se irá acomodando. También aprender a hacer ejercicios de relajación, muy importante.
    Sé de lo que hablo, pero en tu mano queda aceptar lo que digo🙂
    Un abrazo lleno de confianza en que podrás vivir libre🙂

  3. biocomplex said, on abril 9, 2010 at 5:38 pm

    Haideé lo primero va ha ser muy dificil porque mi situación actual es de escéptico … Pero lo mejor de todo es poder autorrealizarse… y eso solamente me aparece la oportunidad cuando tomo “vacaciones”. Estoy bien, con ansiedad pero bien. Pero si esta situación me hubiera ocurrido hace cuatro años, te aseguro que estaría en la máxima locura. Uno no sabe lo que es el infierno interior hasta que alcanza la locura. Y una vez y no más. Aunque no debo ser hipócrita, más cuando hace un mes tuve una recaída desde hace años… pero el detonante fue otro más sentimental. El caso es que ya puedo batear estos pensamientos irracionales cuando sobresalgan.

    Pero lo dicho la autorrealización, el cultivar plantas, el mirar las nubes cenicientes eso si me hace sentir bien… No pletórico pero si tranquilo y consciente de lo chiquito que es uno. Se tranquiliza el cuerpo o el espíritu para algunos (:-P).

    Tomo nota lo de pulir las pastillas.

    Un fuerte abrazo, porque la vida no merece vivirla sino paladearla….

    Espero que vos entendiera que el video del comienzo es de broma🙂. Para reirme de mi situación.🙂

    Hasta otra.

  4. pepote said, on febrero 27, 2014 at 11:53 pm

    mira tio yo jodo con pandillas y estuve en un tiroteo soy un depravado hago lo ke kiero.

  5. Rafael said, on diciembre 28, 2015 at 12:23 pm

    Realmente llegue por estar buscando anepdotas de personas que consumieran drogas como mariguana y eroina, tanbien por que no puedo dormir, aunque es interesante lo que describes, de = manera me da curisidad que tipo de persona eres, pero mas el que haria o de que hablaria si conversara contigo xD

  6. Sara said, on septiembre 9, 2016 at 9:46 am

    Fuck opiates, fuck heroin fuck that fucking shit


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: